Sin-título-1

Campaña para prevenir siniestros viales en época mundialista

Así como algunas malas jugadas en momentos decisivos del fútbol mundial traen consecuencias que se nos graban para siempre en la memoria, las malas jugadas de los peatones, ciclistas y conductores pueden dejar muy malos recuerdos, cuando en realidad podrían evitarse con prevención y buenos comportamientos.

Con el fin de evitar “malas jugadas” de ciudadanos, mientras la Selección se debate en el Mundial de Fútbol Rusia 2018, la Secretaría Distrital de Movilidad lanza su campaña “El partido de la Vida”, con la que se busca sensibilizar a todos los actores viales para que celebren de manera tranquila y pacífica los encuentros mundialistas.  

La campaña de cultura ciudadana está compuesta por cuatro capítulos animados, en los que se invita a los cuidarnos a tener conductas seguras en las vías durante el mundial, haciendo un paralelo entre las jugadas y los errores más famosos en la historia de esta competición. Así mismo, expone cómo estas malas jugadas tienen relación con los errores fatales que cometen algunos ciudadanos diariamente en las vías bogotanas.

Ingerir alcohol y conducir, tomar y caminar en la calle, distraerse con el celular mientras se conduce, e irrespetar las señales de tránsito para llegar a ver un partido, son algunas de las conductas de las cuales se alerta en la campaña.

1234

Siniestralidad Mundial Brasil 2014

En Bogotá, durante el mundial pasado, para el periodo comprendido entre el 12 de junio y el 13 de julio del 2014, se registraron 2.720 siniestros de los cuales 1.836 presentaron daños, 1.174 personas lesionas y 45 personas fallecidas.

El propósito de esta campaña es lograr disminuir estas cifras y continuar consolidando la política de Visión Cero que adoptó la Administración de Enrique Peñalosa, en la que “ninguna muerte en el tránsito es aceptable, todas son evitables”.

Un ejemplo de los resultados de la política Visión Cero se presentó en el mes de mayo de 2018, cuando se presentaron 40 muertes, 14 vidas salvadas con respecto al promedio de los últimos tres años (54 muertes), una reducción de 26% en el número de fallecidos por tránsito.

En ese mismo mes hubo 17 peatones muertes, 10 vidas salvadas -reducción de 36%-  con respecto al promedio de los últimos tres años (27 muertes). De esta forma la cifra de muertes de mayo 2018 es el mejor registro en los meses “mayo” de la década (el segundo mejor registro de la década lo tuvimos en mayo 2017 con 18 peatones fallecidos).

Comparado con 2015 (59 muertes), en mayo del 2018 se presentaron 40 muertes: 19 vidas salvadas, para una reducción de 32% en el número de fallecidos por tránsito. En cuanto a peatones hubo 18 vidas salvadas -reducción de 51%-, teniendo en cuenta que en 2015 se presentaron 35 muertes en siniestros viales.

Igualmente, en mayo, 300 peatones resultaron heridos, reportando una reducción de 37 por ciento en el número de peatones lesionados con respecto al promedio de los últimos cinco años (476 lesionados). La cifra de peatones lesionados de mayo 2018 es el mejor registro en los meses “mayo” de la década.

Operativos en vía

Debido al comienzo del mundial de fútbol de Rusia 2018 la Secretaría Distrital de Movilidad, en coordinación con la Policía Metropolitana de Tránsito de Bogotá, incrementará los controles a conductores infractores de las normas de tránsito, principalmente en temas de embriaguez y exceso de velocidad.

Los operativos se adelantarán en zonas como alrededores del estadio el Campin, Zona T, Parque de Usaquén, Parque de la Calle 93, Modelia, Av. 1 de mayo con Av. Boyacá y sector de bares frente a Mundo Aventura; además de troncales como la carrera 30, autopista norte, calle 26, Calle 80, Av. las américas, Av. Caracas y Autopista Sur, velando por la integridad de los ciudadanos manteniendo corredores viales más seguros.

 

Oficina Asesora de Comunicaciones

Secretaría Distrital de Movilidad

598d0c21bb689

Solo desde el 2019 se empezará a cobrar por parquear en vía

Según el Distrito, están estructurando las licitaciones. Se había proyectado que estaría en 2018.

 Una de las grandes apuestas de esta administración en el tema de movilidad es el cobro para poder parquear en vía, proyecto de acuerdo que fue aprobado por el Concejo de Bogotá en diciembre del 2017. 

Con él se proyectaba que en el 2018 ya existirían los primeros lugares en los que se pagaría para estacionar en la calle, pero hoy, la Secretaría de Movilidad le manifestó a EL TIEMPO que esto solo se podrá ver en el 2019.

“Estamos terminando la estructuración de la licitación del sistema inteligente de estacionamiento en vía y solo en los próximos meses se publicarán los prepliegos y los primeros parquímetros se verán en el 2019”, aseguró el Distrito.

Juan Pablo Bocarejo, secretario de Movilidad, manifestó que “estamos estructurando cinco licitaciones. Una para la plataforma tecnológica y las otras para las cuatro zonas en donde se empezaría a cobrar por este servicio. Esperamos que a mitad de julio estén listas”.

El estacionar un vehículo en cualquier vía sigue siendo una de las infracciones que más se sancionan, cifras de la Secretaría de Movilidad señalan que en los primeros cuatro meses del 2018 se han multado a 54.467 conductores, aunque el número bajó con respecto al mismo periodo del 2017 (65.849), los operativos por parte de la Policía siguen en aumento. “Entre enero y abril del 2018 van 2.250 en toda la ciudad. En esos mismos meses en el 2017, fueron 1.197”, aseguró la Secretaría.

Para Darío Hidalgo, otro experto consultado, aunque la implementación entre después de lo anunciado, esta sigue siendo importante en el marco de la política integral de movilidad. “El espacio vial es un activo escaso y sin gestión de estacionamiento, la estrategia de movilidad queda incompleta”, señala.

Bocarejo aseguró en su momento que “este sistema no le costará a la ciudad porque será una concesión. Habrá un privado que desarrolle la tecnología, otro que se encargue de la operación de las zonas, y un porcentaje de lo que recaude pasará a las arcas del Distrito”.

Este cobro, según el Distrito, se busca sea con parquímetros o con una aplicación móvil. “Con el parquímetro, el conductor obtendrá un tiquete que validará para su pago. Con la app se espera que esta le diga al conductor en dónde hay parqueadero y en el lugar habrá una persona conectada a la misma app haciendo control y validando el pago”, aseguró.

Ahora lo que se espera es que se cumpla el nuevo cronograma y con los recursos que genere este cobro se cubra parte del déficit del SITP.

Fuente:  El TIEMPO / eltiempo.com
Sin-título-2

Arriendo de carro es la tendencia que crece en el país

Actualmente las grandes ciudades de Latinoamérica enfrentan serios problemas de movilidad a los cuales aún no se ha encontrado una solución efectiva. En este contexto, en los últimos años la tendencia del arriendo de carros se ha ido adoptado en varias urbes como una alternativa y Colombia no es una excepción.

Esta tendencia consiste en una organización que cuenta con una flota de vehículos que alquila a sus usuarios registrados a cambio de una tarifa. Tal es el caso de ULTRAVANS S.A.S, una empresa de transporte de pasajeros especializada en alquilar vehículos para diversas actividades empresariales y turísticas.

UltraVans S.A.S
UltraVans S.A.S

UltraVans S.A.S está habilitada por el Ministerio de Transporte bajo la Resolución 134 de 2015. Opera desde el año 2007 y desde entonces ha creado excelentes relaciones comerciales con importantes empresas del país de diversos sectores de la economía. Ofreciendo un servicio empresarial, turístico y publicitario.

Se ofrece un servicio que le brinda comodidad, seguridad y confort a cada uno de los usuarios que adquiere el servicio de está prestigiosa empresa de transporte privado.

 

 

5ae8fab15921e

La Calera lanza tres rutas seguras para los ciclistas

Por los casos de robo de bicicletas en la zona rural de La Calera, Cundinamarca, la Administración de ese municipio implementó un plan de rutas seguras en tres vías terciarias los fines de semana.

Esto a raíz del último acontecimiento de inseguridad ocurrido a principios de abril, cuando tres deportistas que practicaban ciclomontañismo en la vía al páramo de Chingaza, sobre la zona rural de La Calera, fueron interceptados por cinco delincuentes que los amenazaron con armas de fuego.

Según relataron en su momento las víctimas, en horas de la mañana de ese sábado recorrían el sendero por el que transitan con frecuencia deportistas con bicicletas de alta gama, y los delincuentes les cerraron el paso.

A uno de ellos le rompieron su camiseta y con esta amarraron a los tres ciclistas; los despojaron de dinero, relojes y hasta de sus cascos. Los hicieron caminar montaña arriba por un sendero y los retuvieron por más de una hora, amenazándolos de muerte.

Para evitar estas situaciones, Ana Lucía Escobar, alcaldesa de La Calera, explicó que ahora los deportistas contarán con acompañamiento de la Policía Nacional, de Carabineros y del Ejército Nacional para adelantar sus recorridos.

¿Cómo operará?

Este proyecto de rutas seguras funcionará los fines de semana, y para ello los ciclistas deberán llegar entre las 7 y 8 de la mañana al parque principal del municipio, registrarse en el puesto habilitado por la Alcaldía, y allí los uniformados de turno les indicarán cuál será el recorrido que se adelantará ese día.

“Brindaremos vigilancia a un sendero por día, dado que no podemos disponer de todos los policías para no descuidar la seguridad del municipio. Las vías terciarias que acompañaremos son las que dan hacia el municipio de Sopó, hacia el sector de Mundo Nuevo, y la que lleva a Chingaza, donde se presentó el último robo”, explicó Escobar.

La mandataria les recomendó a los ciclistas unirse a estos grupos. “Les pedimos que no anden solos, pues el municipio tiene 600 kilómetros de vías terciarias en donde se puede hacer ciclomontañismo, y lamentablemente no podemos vigilarlos todos”, afirmó.

FUENTE: eltiempo.com

5ad142c4eb748

Así avanza uno de los primeros bicirregistros

Biciregistro.co nació en el 2013 en Medellín como la primera plataforma digital para el registro nacional de bicicletas. Hoy se proyecta como una base de datos regional, pensada para móviles y con un sistema mejorado de georreferenciación.

Más del 76 por ciento de los 21.165 usuarios registrados son ciclistas de Bogotá.

Aunque esto podría indicar que es mejor tener un registro por ciudad, la realidad exige otra cosa. Según el fundador de Biciregistro.co, que prefiere mantener su nombre en reserva por amenazas que recibe desde la creación del portal, las bicicletas robadas son trasladadas por todo el país. Por tanto, lo más apropiado es un sistema unificado nacional que permita ubicar las bicis.

“Hay iniciativas similares en América Latina. No es una locura pensar en una plataforma regional”, asegura el fundador.

Biciregistro.co está renovando su interfaz y sus servicios. Además espera ser también una app móvil.

También planea, a largo plazo, acudir a impresoras 3D que creen marcos de ciclas para regalar a niños de escasos recursos.

Cómo registrar su bici

PUNTOS CLAVE

Ingrese a www.biciregistro.co En la opción, ‘Registra tu bici’, puede crear su usuario.Ingresar el número de marco de su bicicleta, la marca y el tipo.Aregue el lugar de compra, el número de factura y algunas fotos.

En el caso de estar interesado en comprar una bicicleta de segunda, el usuario puede digitar el número de marco en el buscador de la plataforma y verificar si es robada o no.

Armando Duque, quien hace ciclomontañismo en Bogotá, ha utilizado estas funciones y agrega otra ventaja: “Comparten información sobre normas y seguridad. Crean comunidad”.

5adb97b3211ca

¿Debe Bogotá disminuir la velocidad en sus vías?

Si un peatón, ciclista o conductor de moto es impactado por un carro a 70 km/h o más, las posibilidades de sobrevivir rondan el 0 por ciento. Y si la velocidad es entre 50 y 60 km/h, el chance de conservar la vida apenas alcanza el 20 por ciento.

Así lo explica la Fundación Despacio, que es un centro de investigación sobre lo urbano y que desarrolla el proyecto ‘Mejores velocidades para Bogotá’. Busca establecer si es o no conveniente revisar los límites en el Distrito, los cuales están hoy en 60 km/h para las vías principales y 30 km/h para zonas residenciales y escolares.

Las cifras de la Secretaría de Movilidad revelan que, en el 2017, de los 546 fallecidos en siniestros viales, 55 fueron por exceso de velocidad. El Instituto de Recursos Mundiales (WRI) Ross precisa que la mayoría de estas muertes ocurrió entre las diez de la noche y las seis de la mañana.

“El exceso de velocidad es un problema grave que genera muertos y heridos que se pueden evitar”, analiza Marina Moscoso, directora de proyectos de Despacio. Esto lo corrobora al mostrar que si el impacto que recibe la persona (peatón, ciclista o motociclista) es de un carro que avanza a 30 km/h o menos, las posibilidades de quedar vivo ascienden al 90 por ciento.

El análisis técnico que explica los señalados porcentajes es más sencillo de lo que uno podría pensar: a mayor velocidad, menor tiempo de reacción del conductor; así mismo, si vas a más velocidad necesitas un espacio más amplio para frenar. “Estas son variables que se deben tener en cuenta en el ambiente urbano”, agrega Moscoso.

Por eso, la Fundación sugiere extender el límite máximo de 30 km/h a las zonas comerciales y alrededores de hospitales e iglesias, que es donde más actores viales se conjugan con los automotores. Asimismo, en las vías principales plantea incorporar la indicación de la Organización Mundial de la Salud, que es de 50 km/h.

Esta necesidad, complementa la analista, se basa en que el 92 por ciento de los muertos en siniestros viales son biciusuarios, caminantes y motociclistas, en contraste con la media internacional, en la que esos actores aportan el 50 por ciento.

Movilidad se muestra receptiva, en sintonía con diferentes medidas y campañas tomadas en los años recientes: “Evidentemente, la operación vehicular a bajas velocidades repercute directamente en la siniestralidad, reduciendo tanto la ocurrencia como las consecuencias de cualquier evento que se presente en vía, y con lo cual se protege la vida”.

Frente a la pregunta directa de si la Secretaría ha contemplado la reducción de límites a partir del Plan Maestro de Movilidad, que se debe renovar en el 2018, precisó que hoy se adelantan estudios técnicos al respecto.

“Uno de los temas centrales de estos es la inclusión de la visión cero y la seguridad vial como elementos transversales. Debido a que se encuentran en etapas iniciales y de diagnóstico, aún no hay propuestas específicas definidas. Sin embargo, la regulación de la velocidad se revisará y evaluará en detalle en etapas futuras”.

Mitos y verdades

El programa Bogotá Cómo Vamos, en un documento que le entregó a la Secretaría de Planeación hace dos semanas, de cara a la formulación del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT), analizó la movilidad de la capital y construyó con un grupo de expertos una serie de recomendaciones. 

Una de estas sugiere, a propósito de lo que respondió la secretaría, “Evaluar los avances y limitaciones que ha tenido el plan maestro de movilidad, los lineamientos del nuevo y actualizar las propuestas del nuevo POT con dicho plan”. En otras palabras, que la infraestructura que la ciudad construirá en los próximos 12 años tenga en cuenta parámetros que propicien la protección de los actores viales más vulnerables.

Por supuesto, no faltarán detractores que planteen el hecho de que reducir la velocidad máxima va en contravía de la productividad. Pero en la discusión técnica sobre este concepto se encuentra que esa percepción es inexacta.

Como base, hay que indicar que el promedio de desplazamiento de los vehículos particulares, para el 2017, fue de 21,7 Km/h. Eso significa que por efecto del trancón, los automotores, en promedio, no logran ir más rápido en términos generales sino que solo en flujos libres menos congestionados es cuando se da el exceso (recuérdense los horarios de ocurrencia de los siniestros).

“Lo más necesario es mantener unos flujos y velocidades constantes en los desplazamientos”

“Lo más necesario es mantener unos flujos y velocidades constantes en los desplazamientos”, precisa Moscoso. Y, desde una perspectiva complementaria, Movilidad añade:

“En cuanto a la productividad de una ciudad, es de suma importancia tener en cuenta que los siniestros viales, así como las víctimas resultantes de los mismos, representan tanto para las administraciones distritales como para las empresas privadas costos muy altos debido a colateralidades (costos médicos, humanos, lucro cesante, flota vehicular detenida, costos administrativos, daño a la propiedad, etc.), por lo que es totalmente factible considerar incrementos en la productividad de una ciudad en la medida en que se reducen los siniestros”.

Despacio advirtió que aun bajando el límite permitido, es necesario generar conciencia. Esa fundación ha realizado diversas actividades lúdicas y pedagógicas con la ciudadanía para mejorar en ese punto. Desde la oficialidad, campañas como ‘Bájele a la velocidad’ apuntan a lo mismo, lograr que la vida también sea sagrada en las vías.

El trancón y su relación con el carro particular

En la actualidad, los habitantes de Bogotá pierden 75 horas al año en embotellamientos, es decir, más de tres días parados en las vías.

Ese problema lo evidenció el último informe mundial de la firma Inrix, que analizó 1.360 ciudades de 38 países.

En el escalafón resultante, el Distrito ocupa el sexto puesto entre las más congestionadas. Los Ángeles (EE. UU.) es la peor, con 102 horas perdidas; luego aparecen Moscú, Rusia (91); New York (91), São Paulo, Brasil (86) y San Francisco (79).

Expertos coinciden en que la solución no es crear más vías sino dejar el carro particular, usar transporte público y modos sostenibles. Esto también se relaciona con la velocidad promedio de desplazamiento en el entorno urbano, que se ubica en 21,7 km/h. “No solo debe haber leyes y reglas, sino políticas para cambiar la forma de pensar”, apuntó Marina Moscoso, de la Fundación Despacio.

Fuente: eltiempo.com

Las bicicletas eléctricas de uso compartido ya ruedan por Bogotá

Las bicicletas eléctricas de uso compartido ya ruedan por Bogotá

Ámsterdam, París, Nueva York, Berlín, Tokio, Pekín y la mayoría de ciudades vanguardistas les ofrecen a sus habitantes bicicletas de uso compartido. Ahora, Bogotá se unió a la tendencia y gracias al emprendimiento conocido como Muvo, los bogotanos pueden usar ciclas eléctricas para evitarse los trancones.

Andrés Serrano, de 35 años y quien trabaja en el sector financiero, llega a la estación de la calle 71A con carrera 5.ª, ubicada dentro del parqueadero City Parking. Lleva la bici hasta el punto de entrega, la estaciona, se saca el celular de la chaqueta y oprime un botón en la pantalla. Finaliza el recorrido.

“Me parece práctico. Esperemos que pongan más estaciones para cubrir la ciudad”, comenta el ejecutivo, mientras se acomoda la camisa. Entre Chapinero y Usaquén hay siete puntos donde se pueden tomar. “Hice el recorrido desde la calle 85 con 11, fue rápido y no sudé, pues el pedaleo asistido funciona genial, se hace el esfuerzo que uno quiera”, dice, y se despide con portafolio en mano.

Muvo funciona como un servicio de alquiler a través de una ‘app’. Los usuarios la descargan en versión Android o iPhone y solo deben seguir las instrucciones que esta les indica: les ofrece un mapa con las estaciones disponibles, les explica qué hacer para desbloquear el candado del caballito de acero y luego les contabiliza el tiempo de uso (vea infografía ‘Así funciona’).

A finales del 2017 los emprendedores Daniel Otero (gerente general de Muvo e ingeniero industrial, de 31 años), Miguel Ocampo (gerente de operaciones e ingeniero civil, de 30 años) e Iván Jaramillo (gerente de tecnología y desarrollador de aplicaciones, de 29 años), llevaron a la realidad una idea que gestó Daniel año y medio atrás, mientras cursaba una maestría en administración de empresas en Madrid (España).

“En esa ciudad hay un sistema parecido con bicis eléctricas, aunque allá son manejadas por el Estado. Una vez terminé los estudios busqué un equipo para armar el proyecto”, cuenta el gerente general, en otros tiempos trabajador de un banco. “Lo venimos trabajando hace año y medio y entró en operación hace tres meses para celulares iPhone. A finales de febrero lo lanzamos para Android”.

Gracias a un convenio con City Parking y para implementar rápido el sistema, instalaron estaciones en las sedes de estos parqueaderos. De igual forma, la compañía Auteco se asoció con estos ‘millennials’ y les aportó las primeras 50 ciclas modelo Starker Urban ST que están rodando por la ciudad. Son del tipo playera-urbana, lo que garantiza comodidad y fácil manejo para los usuarios. Una canasta delantera permite cargar el morral o paquetes medianos.

Experiencia

EL TIEMPO se animó a pedalear en el trayecto más largo entre una estación y otra (aunque usted puede ir hasta el lugar que quiera dentro de Bogotá, y por supuesto eso tendrá un costo mayor, según el tiempo que se gaste). La partida fue desde la carrera 71A con carrera 5.ª y la llegada fue en la calle 100, metros antes de cruzar el puente sobre la autopista Norte.

En la cuesta inicial al salir del parqueadero se le aplicó la asistencia de pedaleo en máximo nivel, lo que redujo al mínimo el esfuerzo de las piernas. Luego se descendió hasta la carrera 11 y desde allí se hizo todo el trayecto por la ciclorruta, hasta la calle 100. Al final se giró hacia el oriente y se llegó hasta proximidades de la Autonorte: en total 5,5 kilómetros, ni una gota de sudor, varios gramos de ahorro en emisiones de CO2 (la ‘app’ cuenta con esa medición), solo paradas en los semáforos y cero estrés por trancón.

“Pueden alcanzar un máximo de 25 kilómetros por hora con el impulso eléctrico, que es lo permitido por la regulación para ciclorrutas. Si se quiere ir más rápido, debe ser por la fuerza del movimiento”, explica Miguel, quien es el mejor pedalista de los tres. Hace seis años comenzó a ir en cicla a su trabajo. Laboraba en una consultora de movilidad.

Pueden alcanzar un máximo de 25 kilómetros por hora con el impulso eléctrico, que es lo permitido por la regulación para ciclorrutas.

El desarrollo de la aplicación tecnológica ha sido un reto para Iván, el experto en asuntos digitales. Conjugar vehículos, candados y la ‘app’ fue lo más demorado: “Todas las ciclas están monitoreadas por rastreo satelital y sabemos en tiempo real el estado de viaje de cada una, lo que garantiza la seguridad y evita robos”, comenta. De hecho, a principios de año un ladrón trepó un muro del parqueadero en la noche y se cargó uno de los caballitos de acero. Pero gracias al sistema inteligente de Muvo y con el respaldo de la Policía llegaron hasta el sitio donde el delincuente la tenía guardada y pudieron recuperarla.

Durante el 2018 los emprendedores esperan atraer miles de usuarios, crear tarifas dinámicas, estímulos por uso y llegar a 30 estaciones con 120 bicicletas, pues afirman que Bogotá se merece un buen sistema de uso compartido y ellos están dispuestos a ofrecerlo.

Fuente: Felipe Motoa Franco / ElTIEMPO.COM

Trancones

Bogotá es la sexta ciudad del mundo con más trancones

Para desplazarse entre la calle 127 con carrera 57 (sector de Niza, Suba) y la calle 26 con carrera 68 (Engativá), Bernardo Polo se demoraba entre 25 y 30 minutos si salía a las 5 de la mañana. Pero si ese mismo recorrido lo hacía más tarde, en horas pico, se demoraba entre 50 minutos y una hora. El tiempo de desplazamiento para ocho kilómetros se le duplicaba por efecto del trancón.

Ese problema en la movilidad queda en evidencia otra vez al revisar el más reciente informe mundial de la firma Inrix, que analiza 1.360 ciudades de 38 países. En el escalafón resultante, el Distrito ocupa el sexto puesto entre las más congestionadas: cada año, los ciudadanos pierden 75 horas en embotellamientos, más de tres días parados en las vías.

Al observar las cifras se nota que los más afectados por la falta de fluidez vehicular son quienes entran y salen de la capital durante las horas pico (entre las 6 y las 8:30 de la mañana y entre las 3 de la tarde y las 7:30 de la noche). El 39 por ciento del tiempo que estas personas se demoran para hacer su trayecto se va en atascos: si usted tiene que ingresar o abandonar Bogotá en esos periodos de tiempo, y en total se demora 90 minutos, 35 estará entre carros detenidos y caras largas.

Esta situación fue una de las que más influyó para que Bernardo decidiera, a principios del 2018, mudarse a otro país con mejores índices en calidad de vida.

El estancamiento de Bogotá en este renglón no ayuda para aliviar la moral de quienes permanecemos y a diario nos desplazamos en carro particular, SITP, taxi y Uber, pues un año antes Bogotá había ocupado el quinto puesto del ‘ranking’ (un escalón más arriba).

El año pasado (a partir del cual se entregó el nuevo estudio), las urbes de Estados Unidos fueron las que más escaños sumaron en la lista de las primeras diez. Los Ángeles es la peor, con 102 horas perdidas; luego aparecen Moscú, Rusia (91); New York, 91; São Paulo, Brasil (86) y San Francisco (79).

Según indicaciones de la Secretaría de Movilidad, en el 2019 deberíamos abandonar el señalado ‘top’ diez, pues en el 2018 entrará en operación el nuevo sistema de semáforos inteligentes. Ese despacho precisa que la nueva red, que tendrá una central desde la cual se podrán priorizar cruces y enfocar políticas de movilidad, reducirá los trancones hasta en un 30 por cierto.

Darío Hidalgo, experto del Instituto Mundial de Recursos WRI Ross, sostiene que “No es posible arreglar o solucionar el trancón. Incluso, Los Ángeles, lleno de autopistas, ocupa el peor lugar. Perpetúa (el informe) la noción equivocada del siglo XX de tratar de solucionar la movilidad individual”.

El escepticismo del analista apunta a que la respuesta a los problemas de movilidad debe mirarse de manera colectiva y sacando del enfoque prioritario a los vehículos particulares: tomar como eje los sistemas de transporte masivo y no masivo, así como mejorar las condiciones para que se pueda caminar y los biciusuarios cuenten con más vías exclusivas y conectividad. Metro, más troncales para TransMilenio, andenes con medidas que valoren al peatón y ciclorrutas deben ser los ejes de la movilidad.

Un punto adicional que reseña Hidalgo es que la capital debe seguir un camino de densificación (no expandir más la zona urbana) y mezclar usos de suelo, generando acceso para todos los ciudadanos a los medios de transporte.

Un apunte final que debería tenerse en cuenta por la Administración y la ciudadanía es que en las horas valle nocturnas, la movilidad es 14 puntos porcentuales más ágil, por lo que deberían evaluarse incentivos para cambios de horarios laborales y desplazamientos logísticos.

Colombia, quedada

Inrix también midió el nivel de congestión vehicular en los países, apartado en el que Colombia tampoco queda bien parada, pues aparece de tercera en el pódium, solo superada por Tailandia (allí en promedio los automotores pierden 56 horas anuales en congestión) e Indonesia (51). En nuestro país, la cifra es de 49 horas.

Para esta lista se agrega, aparte de lo urbano, la movilidad en carreteras. Las ciudades de Brasil, Colombia y Venezuela se llevan el top diez en Suramérica: Bogotá (2.°), Medellín (4.°), Bucaramanga (9.°) y Cali (10.°).

“Contar con buena ‘data’ es el primer paso para atacar la congestión. Aplicando esta información para crear sistemas de transporte inteligentes se podrá mejorar la movilidad, por lo que se deben recaudar amplios volúmenes de datos en cuanto a tráfico, parqueo y población. Eso amplía el análisis para que ingenieros y planificadores urbanos tomen decisiones”, exhortó Graham Cookson, economista jefe de Inrix.

En la medición se tuvo en cuenta información (500.000 gygabites) suministrada por 300 millones de vehículos. Estos aportaron ‘data’ durante las 24 horas, de lunes a domingo y los 365 días del año, lo que permite una mirada integral de uno de los mayores dolores de cabeza del siglo XXI: los embotellamientos.

Fuente: ElTiempo.com

Transporte en Bogotá

¿Cuáles son las razones por las que el tráfico en Bogotá es caótico?

De acuerdo con el último estudio de Inrix, la firma de análisis de información de tráfico más grande del mundo, Los Ángeles, Moscú y Nueva York son las ciudades del mundo donde la movilidad es más caótica.

Bogotá, por su parte, se encuentra entre las peor calificadas en Suramérica. Es la que presenta más congestión vehicular y se ubica en el sexto puesto en cantidad de tiempo perdido al año en el transporte por sus habitantes, con un total de 75 horas.

La periodista Carolina Pava de EL TIEMPO ZONA recorrió las calles de Bogotá para conocer la postura de los ciudadanos frente a este tema.

Los tiempos de espera en el transporte masivo, la cantidad de carros y la falta de cultura son las principales causas por las que la movilidad en Bogotá no es la mejor, según los entrevistados.

Fuente: Carolina Pava / EL TIEMPO ZONA

5a231eef1c651

Consejos que debe tener en cuenta si piensa salir en bicicleta

Te mencionamos los consejos que debes en cuenta si piensa salir en bicicleta en la ciudad de Bogotá:

También te puede interesar: Claves para hacer ciclomontañismo en Bogotá

-Transitar por las ciclorrutas cuando las hay. En el caso de que no haya en el sector, transite por la calzada ocupando el carril derecho.

-Respete las señales de tránsito, como los semáforos en rojo, pasos peatonales y velocidad moderada.

-Descienda de la bicicleta en aceras, puentes peatonales y otros espacios donde se transite a pie.

-Circule siempre en el sentido del tránsito cuando vaya por calzada mixta.

-No transite por el carril exclusivo de TransMilenio.

-También, porte los elementos de seguridad, como el casco y reflectivos. Además, lleve con usted herramientas básicas para despinchar y la debida cadena para asegurar su bicicleta.

-No lleve a personas o artículos que dificulten su tránsito por las vías.

-No use audífonos ni celular mientras pedalea.

-Planee la ruta que va a tomar antes de comenzar su viaje.

Fuente: eltiempo.com